Respira, ensaya y acción


Follow Me on Pinterest

Los nervios se concentran en el estómago, la voz tiembla y las piernas no te dejan subir al escenario…

Dicen que con el paso del tiempo se pierde el miedo escénico, que uno ya no se pone nervioso y que, incluso, puede improvisar su discurso. Sin embargo, yo creo que esa hormiga que te recorre el cuerpo minutos antes de salir no debe desaparecer nunca porque tu auditorio siempre tiene que imponerte.

Consejos para que tu discurso sea recordado

Durante esta semana se ha producido en Washington la Poli Conference 2012 y en ella se han celebrado numerosas ponencias y discursos, todos ellos diferentes entre sí, porque lo primero que tienes que tener en cuenta para que tu discurso sea recordado es que se distinga del resto de ponentes.

1)      Intenta averiguar quién es tu público: no podrás conocerles individualmente, pero sí tienes que buscar gustos comunes o focos de interés grupales para incluirlos en tu discurso.

2)      Sé breve: la calidad de tu discurso no depende del número de palabras, páginas o diapositivas que uses. Cuando prepares tu intervención, intenta hacer un discurso sintético, resumido y preciso, aumentarás el recuerdo en tu audiencia.

3)      No leas, habla y comunica: no te preocupes, sabes de lo que hablas porque has preparado la presentación, porque tienes anécdotas que contar y porque has vivido todo lo que en los papeles cuentas.

4)      Originalidad: no hagas lo mismo que el resto, sé original en tus exposiciones y utiliza algún objeto, aprovéchate de las ventajas de las nuevas tecnologías o recurre al paralenguaje para contar una historia que siempre sea recordada. Como dijo Paul Arden, “no des una charla, monta un show”.

5)      Y, sobre todo, conquista a tu auditorio desde la emoción: todos los temas pueden contener un fuerte carácter emocional si así te lo propones. Desde noticias puramente matemáticas o científicas hasta las presentaciones más humanísticas, tú eliges si soltar algo de manera racional o contarlo y cautivar a tu audiencia desde el corazón.

Además de estas claves, existen otras como el uso de preguntas retóricas o metáforas y, por supuesto,  un buen uso del paralenguaje en tu discurso. Todas ellas harán que éste sea recordado, pero recuerda aquello que decía Darren Rowse: “No hay varitas mágicas, trucos ni apretones de manos que te proporcionen el éxito inmediato. El éxito se logra con tiempo, energía y determinación”.

Anuncios

Una respuesta a “Respira, ensaya y acción

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s