“Política tweet”: discursos políticos de 140 caracteres


Follow Me on Pinterest

Quiero decir muchas cosas pero tengo que resumirlas en 140 caracteres… Que twitter ha cambiado la vida de los ciudadanos –españoles y no- es ya un hecho, que ha transformado la estructura cerebral de todos sus usuarios con sus 140 caracteres parece lógico y que los políticos tienen que recordar lo que muchos olvidaron es una eterna lucha para sus asesores.

Hablamos de la síntesis, lejos quedan ya los largos discursos políticos y también, probablemente, el intento por resumir una idea en 30 segundos televisivos. El titular en los medios de comunicación se ha reducido al máximo y ahora lo importante se convierte en una esencia de 140 caracteres.

La mayoría de los políticos se han creado perfiles en las redes sociales y también en Twitter, aunque no todos ellos continúan generando actividad en ellas después de las elecciones. Un hecho criticado por los que sí creen –o al menos transmiten esta imagen- en estas nuevas herramientas para llegar a la ciudadanía. Por ejemplo, el alcalde del Ayuntamiento de Jun, quien a pocas semanas del 22M, publicó en su twitter: “Me preocupan los políticos que han utilizado las redes sociales como un escaparate electoral y justo después de los comicios las abandonan” y quien ahora ha lanzado un reto al resto de twitteros para crear una lista de todos aquellos políticos que utilizaron las redes sociales como una herramienta puramente electoralista.

Además de un arma que ofrecía notoriedad durante las elecciones, también twitter se ha convertido en un rin en el que se han subido todos los políticos, independientemente de su ideología, para debatir en tiempos de 140 caracteres la actualidad más polémica como las consecuencias del movimiento 15M o la inclusión de Bildu en ayuntamientos del País Vasco, entre otros trending topic políticos. De los 1.000 analizados por la web Politweets, quienes más tuitean son los socialistas seguidos de los populares con una distancia en torno a un 10%. Un 13% de los tweets que generan los políticos en la red los firma UPyD y casi un 9% los emiten alcaldes, diputados o miembros de Izquierda Unida.

Fuente: Politweets.es

Y entre tanto tweet siempre hay alguno con demasiado veneno en la punta de la flecha y estos enfrentamientos online llegan a los juzgados como ha ocurrido recientemente con la diputada y concejala pamplonesa de NaBai, Uxue Barkos, quien ha emprendido acciones legales contra la ex-edil de UPN, Ana Pineda, y el director del área de Hacienda Local del consistorio, Íñigo Huarte, por haber sido los autores de comentarios en Twitter contra el honor de Barkos –ambos aseguraron que ésta última había utilizado su enfermedad (cáncer de mama) con fines políticos-.

@juananadie es el perfil de Twitter de Ana Pineda

Y fuera de España, la política tweet encara o “entuita” al ex presidente colombiano, Álvaro Uribe, y al actual, Juan Manuel Santos o desvela la intimidad de quien por error la expone. Esto fue lo que le sucedió al congresista demócrata Anthony Weiner, quien por error publicó una foto de una erección debajo de la ropa interior cuando lo que en realidad quería hacer era enviársela a una mujer que no era su esposa. Pues bien, se trata de un error que no solo puede terminar con su matrimonio, sino también con la carrera política de una figura pública como Weiner.

   

Unos minutos fueron suficientes para que esta imagen diese la vuelta al mundo y solamente unos días para que más fotos –aún más comprometidas- apareciesen en su vida pública. Probablemente, ésta ha sido la mayor crisis que ha sufrido Weiner y su respuesta condicionará su futuro político. El demócrata eligió mentir y hasta una semana después no confesó la verdad, ¿quizás demasiado tarde? Probablemente.

Entonces… ¿Quiere decir que los políticos deben aprender a controlar su comunicación online?

Depende, si lo que quieren es mentir, con las redes sociales lo tendrán más complicado a favor de los usuarios de éstas que tendrán un acceso más fácil a la faceta más oculta del político. Pero si lo que pretenden es, simplemente, aumentar su notoriedad, debatir en la red o ilustrar su vida a través de fotografías cotidianas, entonces sí deberán aprender a controlar esta información.

Controlar en este caso no es ocultar, significa respirar antes de escribir, ser consciente de que un comentario puede traspasar las fronteras para las que fue escrito y de las consecuencias de sus actos online. En definitiva, los políticos tienen que aprender que la red, ese nuevo mundo al que se enfrenta, tiene otras reglas, unas normas ya estipuladas antes de que ellos llegasen y unos roles en los que todos disparan desde la misma línea y en horizontal con la exposición siempre de que la flecha vuelva en sentido contrario.

Un último consejo de 140 caracteres… Si algo no se entendió, no critiques al intérprete, ni pongas un cortafuegos que pare las flechas: simplemente acéptalo, asúmelo y aprende.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s